¿Qué es el apalancamiento?

El apalancamiento aumenta su capacidad de operación y multiplica su poder de inversión. Incrementa sus beneficios, pero también el riesgo al que está expuesto.

¡Comience ya!

Las operaciones financieras implican un alto nivel de riesgo y podrían conllevar la pérdida íntegra de su capital.

Comprender el apalancamiento

Cuando aparecieron las operaciones con derivados en línea por primera vez, el activo subyacente más popular eran las divisas, que permitían especular con los valores relativos de los pares de divisas. Este mercado, que engloba todas las transacciones que implican cambios de divisas, es enorme y, en consecuencia, los tipos de cambio varían en incrementos muy pequeños, que se miden, por lo general, en centésimas de centavo o “pips”. En el caso del par euro-dólar estadounidense, por ejemplo, el cambio diario medio ha oscilado estado entre 40 y 100 pips (de 0,4 a 1 centavo/día, hacia arriba o hacia abajo) durante los últimos 10 años. En consecuencia, se deberían invertir grandes cantidades en una posición para ver cambios perceptibles, lo que supera con creces lo que el operador minorista medio tiene a su disposición. Como resultado, los brókers en línea ofrecen a sus clientes la posibilidad de apalancar su inversión. Desafortunadamente, muchos operadores que usan el apalancamiento no comprenden lo que realmente es. El término “apalancar”, que significa “levantar con una palanca”, se utilizó por primera vez durante la revolución industrial para describir el incremento de un campo de acción utilizando una palanca física. En 1933, la palabra entró en el mundo empresarial para hacer referencia a la expansión de una empresa que hipoteca sus activos para recibir un préstamo. Por tanto, para comprender qué es el apalancamiento en el mundo financiero, basta con entender que esto implica hipotecar fondos para invertir en un instrumento. No es necesario que exista una relación directa entre lo que se hipoteca y el tamaño de la inversión; de hecho, la mayoría de los brókers en línea abrirán una posición de mucho más valor que los activos hipotecados. Sin embargo, sus ganancias y pérdidas están relacionadas con la inversión y no con la suma original hipotecada (vea la definición de “Margen”, a continuación). El nivel de aumento se representa como la relación entre la inversión del operador (margen) y el tamaño de la posición que el bróker abre en consecuencia. Un apalancamiento de 400:1 significa que, por cada dólar invertido, la posición abierta equivale a 400 $; un apalancamiento de 20:1 significa que, por cada dólar, el tamaño de la posición es de 20 $; y, así, sucesivamente.

Sede de Trade360

La cara opuesta del apalancamiento: el margen

Al operar a través de un bróker de CFD en línea, el dinero no se deduce de su cuenta cuando abre una posición. Las ganancias se suman al saldo o las pérdidas se restan del saldo solo al cerrar la posición. Mientras tanto, su dinero se dividirá en margen usado y margen libre. El margen usado es la cantidad de su dinero que está hipotecada en relación con sus posiciones abiertas y el margen libre es el dinero que aún puede utilizar para abrir nuevas posiciones. Un tercer tipo de margen es el margen requerido, que es la cantidad de margen libre que debe tener para abrir una nueva posición específica. El margen requerido se calcula teniendo en cuenta el tamaño de la posición y su apalancamiento, y se cotiza como un porcentaje inversamente proporcional al apalancamiento de un instrumento. Por lo tanto, si va a abrir una posición de 10 000 € (1 mini lote) en el EURUSD con un apalancamiento de 400:1, se le pedirá que hipoteque 1/400 (0,0025 %) del tamaño de la posición, con un margen requerido de 25 €. En el momento en que se abre la posición, el margen requerido se agrega al margen usado y se resta del margen libre. Dado que la mayoría de las posiciones se abren con pérdidas debido al diferencial de oferta/demanda del bróker (la diferencia entre las tasas de venta y compra ofrecidas), esa pérdida (ya apalancada) también se deduce del margen libre y se añade al margen utilizado. Esta dinámica continúa mientras la posición acumule pérdidas o ganancias, pero siempre cambiará al ritmo del tamaño de la posición apalancada.

¿Dónde está el problema?

El apalancamiento, como ya hemos visto, afecta tanto al tamaño de la posición como a la ganancia o pérdida posterior del operador en relación con una posición. Si un operador invierte 1 $ en una posición, un movimiento de 100 pips en el valor del par de divisas (1 centavo, en el caso del par EURUSD, por ejemplo) se traduce en un movimiento de 4 $ en el caso de un apalancamiento de 400: 1. Cuando se trata de ganancias, claramente no hay problema; si hablamos de pérdidas, el operador habrá perdido 4 veces su inversión, lo que podría ser una sorpresa aleccionadora teniendo en cuenta que la posición mínima de la mayoría de los brókers es igual a 10 000 unidades, o 10 000 €, en el caso del EURUSD. Ahora, piense que, con un apalancamiento de 400:1, la inversión del operador es equivalente a 25 € (10000/400). Por ello, descubrir una pérdida de 100 € en lo que parece ser un movimiento de 1 centavo puede ser bastante desconcertante.

Sede de Trade360

Controle su apalancamiento con la herramienta de selección automática

Hasta ahora, su bróker preseleccionaba el apalancamiento según el nivel de su estado operativo. Los operadores minoristas recibían un apalancamiento de entre 2:1 y 30:1, según la clase de activo y el instrumento, mientras que los operadores profesionales podían obtener hasta un 400:1, ya que su experiencia y los recursos requeridos podrían permitirles ese nivel de riesgo. Disminuir el apalancamiento implicaba ponerse en contacto con el gestor de cuentas y pedirle que cambiara el apalancamiento por cuenta. Ahora, con la barrera tecnológica finalmente superada, ya podemos permitirles a los operadores determinar su nivel de apalancamiento y riesgo para todas y cada una de las operaciones por separado. Basta con seleccionar la posición con un solo clic y confirmarla. Recuerde, no obstante, que, una vez se haya abierto su posición, ya no podrá cambiar ese parámetro, ya que sus niveles de margen (tanto usados como libres) ya estarán fluctuando.

Aplicación móvil

Buscar

AVISO DE RIESGO: los CFD son instrumentos complejos e implican un elevado riesgo de pérdidas rápidas por apalancamiento. El 69,45 % de las cuentas de inversores minoristas sufren pérdidas a la hora de operar con CFD mediante Trade360. Debería plantearse si entiende bien el funcionamiento de los CFD y si puede asumir el elevado riesgo de perder su dinero. Más información sobre la gestión de los riesgos.